Conferencia de prensa GP de Bahréin 2012 - Sábado

Vettel, sorprendido con Red Bull: "No sé cómo lo han conseguido. Duermen de una a tres horas"

Sebastian Vettel ha recuperado hoy el asiento central en la rueda de prensa de la FIA posterior a la calificación, posición que no ocupaba desde la pasada temporada, cuando era su dueño absoluto. El alemán ha obtenido en Bahréin su trigésimo primera Pole Position en la Fórmula 1, seguido muy de cerca por Lewis Hamilton y su compañero Mark Webber, que mañana en la carrera intentarán evitar que el joven bicampeón aleman suba de nuevo al escalón más alto del podio.
Por Martí Muñoz y África Rosaleny
© Sutton Participantes de la rueda de prensa

PARTICIPANTES

  • Sebastian VETTEL (Red Bull)
  • Lewis HAMILTON  (McLaren)
  • Mark WEBBER (Red Bull)

 

Sebastian Vettel ha podido mostrar hoy por primera vez en la temporada su famoso 'frigodedo', ya que se ha agenciado su 31ª Pole Position en la Fórmula 1: "¿31? ¡Joder! Sí, estoy bastante contento. Como he dicho, la Q1 y la Q2 no fueron perfectas, las vueltas que hice no eran del todo perfectas y sabía que si lográbamos hacerlo todo bien en la tercera criba podríamos estar en una posición mejor". 

Sobre la patente mejoría que Red Bull ha experimentado en este Gran Premio, ni siquiera el alemán se hace a la idea, pero sabe que es el fruto del trabajo sin descanso de todos los miembros del equipo: "Estamos en la cuarta carrera, pero no sé cómo lo han conseguido, cómo lo han hecho. Apenas pueden dormir durante los Grandes Premios, quizás de una a tres horas por noche, pero aun así están llenos de energía y deseosos de trabajar duro".

Lewis Hamilton, por su parte, está muy satisfecho con su segunda plaza, que le permitirá arrancar mañana en carrera desde la primera línea y poner a Vettel contra las cuerdas. "Estoy muy contento con el trabajo que hemos hecho. Hemos intentado mejorar los reglajes del coche durante todo el fin de semana y la FP3 no fue especialmente espectacular para nosotros. En general, probablemente la de hoy ha sido una de mis mejores sesiones clasificatorias, aunque antes podíamos lograr la pole en nuestro primer intento y hoy nuestro primer giro no era genial. Estoy bastante contento, debemos seguir trabajando. Estoy muy contento con el rendimiento del coche y del equipo, y con las mejoras que hemos hecho. Sencillamente, hoy n o éramos lo suficientemente rápidos como para luchar por la pole".

Mark Webber, que tras el primer intento de la Q3 ocupaba la Pole Position, se ha visto superado en la segunda vuelta lanzada, hecho al que ha podido contribuir la constante evolución de la pista durante la sesión: "Creo que siempre es mejor si puedes salir un poco más tarde, este fin de semana el circuito parece especialmente sensible a este factor. Creo que estamos bastante sorprendidos de ser tan competitivos en un circuito que requiere de virtudes que no son nuestro fuerte. Estamos delante y sin lugar a dudas podremos competir desde ahí".

Tanto por parte de Webber como de Vettel, la evolución del rendimiento del RB8 ha sido notable. El alemán, aunque no da una explicación clara, cuenta que el equipo ha elegido entre las ventajas que proporcionaban la antigua y la nueva configuración: "No estaba contento en las dos primeras carreras, luego decidimos que en China daríamos un paso atrás para ver nuestra situación. Y descubrimos que el nuevo coche, o el nuevo chasis, tiene unas ventajas y que el viejo tiene otras. Creo que fue positivo conocer la respuesta a esta incógnita".

Sin embargo, para esta carrera, los factor decisivos serán el viento, las temperaturas y los neumáticos. De hecho, Hamilton apunta que difícilmente recuerda un circuito en el que haga tanto viento: "Sí, de eso se trata. El viento, no recuerdo otro circuito, tal vez Barcelona (con tanto viento). No es fácil hacerlo bien: algunos lo hacemos, otros no".

Otro de los factores ambientales característicos del Gran Premio de Bahréin es la cantidad de arena que se deposita en la pista y las partículas en suspensión del aire, que incluso dañan la pintura de los monoplazas. Sin embargo, una de las partes que podría verse comprometida por tanta cantidad de arena en el aire sería el motor, pero Vettel y Hamilton lo descartan: "No, porque ya hemos corrido aquí antes y es más o menos igual: a veces más arena, otras veces menos. Se hace un buen trabajo alrededor de la pista limpiando el circuito. Este año me ha sorprendido ver que parece que hay menos polvo en la pista que en años anteriores".

"Los ingenieros hacen un trabajo fantástico para diseñar el motor. A penas le afecta, los filtros son muy, muy buenos, así que no nos preocupa". sentencia Hamilton.

La ventaja para esta carrera la tendrán aquellos que hayan podido conservar algún juego de neumáticos nuevos, debido a la degradación que sufren y que duplica la que tuvieron los Pirelli en Shanghái la pasada semana, donde se utilizaron los mismos compuestos. Uno de estos pilotos 'aventajados' es Nico Rosberg, que dispone de un juego extra que será un comodín importante en la carrera. Sin embargo, Vettel cree que hay que esperar a mañana para valorar la ventaja que esto supone: "Seguramente será una ventaja para él si tiene más juegos de neumáticos nuevos. Cuánta ventaja supondrá, lo veremos mañana. De cara a la calificación, sabía que con un poquito de aquí y de allá podríamos ser candidatos potenciales a la Pole, pero todavía pienso que para mañana, probablemente otros son los favoritos".

Además, Nico Rosberg ha jugado sus tiempos a un intento por tanda, estrategia que, según Vettel es la óptima. Sin embargo, su vuelta y la de Webber no han sido satisfactorias y han tenido que hacer un segundo intento, que no estaba previsto: "No, no estaba planeado. Lo ideal es hacer sólo una vuelta, el mínimo esfuerzo, así que en la calificación creo que tanto Mark como yo no estábamos contentos con la primera vuelta lanzada, pero hemos podido reajustar el coche para un segundo intento en el que creo que hemos ido bien".

Después de una temporada 2011 de dominio absoluto de los Red Bull, estas tres primeras carreras del año en las que los de Brackley han perdido su hegemonía han sido tomadas como una mala señal para el equipo, que habría perdido su habitual rendimiento y difícilmente podría luchar con los McLaren y los Mercedes. Sin embargo, el bicampeón alemán cree que en ningún momento la situación ha sido preocupante y que esperan recuperar su posición del pasado año: "No creo que tuviéramos motivos para entrar en pánico y de igual manera, el mundo sigue girando y seguimos luchando y haciendo lo que hacemos, que es trabajar duro para intentar regresar a donde estábamos el año pasado".

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad