La espada de Damocles pende sobre Massa

Continúan las especulaciones sobre su futuro

Ferrari sigue riéndose de los rumores sobre el supuesto despido de Felipe Massa como piloto de la Scuderia: "Es muy divertido", aseguran en una conocida red social sobre la salida del brasileño del equipo y los últimos nombres que revolotean por el paddock para ocupar su lugar incluso en lo que queda de temporada, como el anterior piloto de Virgin Racing, Jerome d’Ambrosio. Pese a todo, los rumores continúan alimentando el paddock.
Por Héctor Campos
© Sutton Felipe Massa

Pero, para la prensa internacional, Ferrari no se libra de tener parte de la culpabilidad en estas especulaciones, al lanzar mensajes que suenen claramente a advertencias al piloto de Sao Paulo y, al mismo tiempo, defenderle frente a todos: "Hicieron una declaración cuidadosamente redactada, ¿no es así?", dice el corresponsal de The Telegraph, Tom Cary. "En esta temporada alocada, realmente no me sorprendería si se deshicieran de él a mitad de la temporada".

Otros colegas de la prensa van más allá, y todos coinciden en que la espada de Damocles pende sobre la cabeza de Massa: el periódico suizo Blick asegura que el próximo Gran Premio de Mónaco será la última oportunidad para el piloto de 30 años de demostrar su valía. Y los pilotos en el banquillo no pierden baza para aprovechar la oportunidad: “Ferrari sabe que estoy preparado”, asegura confiado Adrian Sutil. "Si me necesitan o me quieren, me llamarán", declara tras asistir al Gran Premio de España acompañando a su representante.

El periódico español El Mundo asegura que "la única razón" de que Massa siga con asiento en Ferrari es "gracias al apellido Todt", en referencia no sólo al representante de Felipe, Nicolas, sino al presidente de la FIA, Jean Todt (otrora jefe del equipo de Maranello), que tiene “brazos protectores” a su alrededor.  El portavoz de la Scuderia, Luca Colajanni, asegura al periódico brasileño O Estado de Sao Paulo esta semana: "Felipe tiene total confianza del equipo, comenzando por nuestro presidente".

Así será, pero tampoco ponen la mano en el fuego para confirmarle la próxima temporada: "Todavía no hemos decidido quién será nuestro piloto en 2013, pero Felipe no está descartado", insisten. Desde fuera del equipo se sigue buscando la causa del bajo rendimiento del brasileño –sólo lleva dos puntos en el Mundial–, y si su grave accidente en el Gran Premio de Hungría de 2009 es la causa de que, por un lado, Ferrari haya preferido no echarle de buenas a primeras para darle tiempo a su recuperación, y por otra si es excusa suficiente para justificar su bajo rendimiento: "No tenemos pruebas que nos hagan pensar que Felipe haya bajado su ritmo por su accidente", asegura Luca Colajanni, jefe de prensa de Ferrari.

El doctor de la Fórmula 1, Gary Hartstein, está de acuerdo: "Una experiencia como su accidente le cambia a uno, pero no se puede decir que sea el motivo por el que Felipe no haya vuelto a ganar".

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad