Adrian Newey ya no es clave para ganar carreras

Los Pirelli devalúan la aerodinámica y juegan un papel importante

Adrian Newey no está de moda. El genio en aerodinámica de Red Bull Racing no tiene nada que hacer contra los neumáticos Pirelli, auténticos animadores del Mundial 2012. Y en RBR no están nada contentos: "Dudo que Williams sepa realmente por qué fueron tan fuertes", comenta sarcástico el jefe de la escudería, Christian Horner, a Auto Motor und Sport en referencia a la victoria de Pastor Maldonado en el pasado Gran Premio de España.
Por Héctor Campos
© Red Bull Adrian Newey

El domino, casi monopolio, de Red Bull Racing llega a su fin esta temporada. Si el año pasado tener a Adrian Newey, con sus ingeniosos inventos aerodinámicos, era clave en la victoria, esta vez los neumáticos Pirelli juegan un papel más importante.

"Hay que entender las características de los neumáticos y el momento justo en el que funcionan” en lugar de tener el conjunto mejor preparado en cada carrera, asegura Horner. “No es que los equipos del pelotón hayan dado un paso cualitativo en la aerodinámica de un año a otro. Pero desde el punto de vista del rendimiento, es lo que han hecho".

Ahora que los propios equipos reconocen que la aerodinámica no es lo más importante en la Fórmula 1, ¿es hora de rebajarle el sueldo a Newey? Horner sonríe: "Adrian no es sólo un aerodinamista, y la aerodinámica todavía es importante. Pero ahora lo que importa es armonizarlo todo, y estos neumáticos simplemente son simplemente muy complejos".

Una nueva Fórmula 1 dominada… por neumáticos. ¿Es lo que queremos? Como siempre ha ocurrido a lo largo de la historia, las opiniones son dispares, pero se dividen en dos bandos concretos: los que están encantados y los que no: "Hace dos carreras Nico Rosberg ganó, pero en España casi fue doblado", se queja Horner. "Es muy difícil predecir lo que va a pasar; es una pesadilla para los corredores de apuestas", sonríe. "Es una lotería".

Para Pastor Maldonado, quinto ganador diferente de esta temporada, la nueva Fórmula 1 "se  ha vuelto como un campeonato de la GP2", asegura a The National el que fuera campeón de dicha categoría de promoción. "Los pilotos pueden marcar la diferencia y aun así pueden trabajar en la estrategia y el coche". Sea como sea, las situaciones extrañas abundan, como la de Jenson Button, que siempre creyó tener un coche competitivo, pero fue superado en España por Nico Rosberg, ganador en Sanghái, que a la vez estuvo a punto de ser doblado.

El campeón del mundo de 2009 no entiende qué está pasando. Ni él ni casi nadie; ni existe un dominador claro ni nadie que sea capaz de lidiar en todas las carreras con todas las variantes: "Los Red Bull hicieron un mejor trabajo que nosotros en cuanto a puntos, pero todavía no son rápidos cuando los comparamos con los Williams, los Sauber o los Ferrari", asegura el inglés de McLaren a PA Sport. "Cinco coches diferentes ganando cinco carreras… Realmente no sabemos lo que está pasando".

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad