Raikkonen asegura que el potencial del E20 no se vio en Mónaco

El finlandés está satisfecho con el resultado, aunque no era "lo que esperaba"

Kimi Raikkonen tuvo una complicada carrera en Mónaco, pero aun así cree que salir de Mónaco con tres puntos en el bolsillo es importante: "Sumar estos tres puntos sin estar en plena forma marca la diferencia al final del campeonato", asegura el piloto finlandés de Lotus.
Por Héctor Campos
© Sutton Kimi Raikkonen

Kimi esperaba un buen resultado en Montecarlo. Llegar noveno a la meta tras clasificarse el sábado octavo no era lo que esperaba; pero el finlandés ve el lado bueno de la situación: "No podemos decir que este fin de semana logramos lo que esperábamos, y obviamente es decepcionante. Pero si podemos tener una carrera mala como ésta y aun así lograr tres puntos, no es el fin del mundo. Sumar estos tres puntos cuando no estamos en plena forma marca una gran diferencia al final de la temporada".

Las calles monegascas no dan un respiro, y la carrera del pasado fin de semana tuvo a la lluvia como protagonista invisible, pues condicionó algunas estrategias que finalmente no cuajaron. Kimi se mantuvo en la pista a la espera de que cayera la lluvia. Una decisión arriesgada que finalmente no dio sus frutos: "Fue una situación difícil. Esperábamos lluvia, y no tenía sentido entrar en boxes para cambiar otro juego de neumáticos secos si teníamos que volver a parar para montar los de lluvia. Al final no llovió tanto, sólo justo al final en ciertas partes de la pista, pero nunca lo suficiente como para pensar en montar los intermedios".

Pero Kimi no desconfía del potencial de su monoplaza. El E20, asegura, da mucho de sí, aunque en las estrechas calles de Mónaco es difícil explotarlo: "No ha sido lo mejor que esperaba, pero algunas veces así es como ocurre. Hemos estado al frente toda la temporada hasta ahora, y obviamente hoy no lo hemos sido, pero Mónaco siempre es un poco diferente. Nos quedamos bloqueados con el tráfico algunas veces y no creo que realmente hayamos visto el verdadero ritmo del coche".

Kimi espera que en Canadá las temperaturas y el clima sea algo más favorable para que su coche esté esta vez a la altura de las circunstancias. Pero aun así está satisfecho con lo que en Mónaco pudo hacer: "En la salida de la carrera el coche parecía muy bueno. Ocasionalmente los neumáticos comenzaron a caer un poco, pero los habíamos rodado algunas vueltas en ese momento. Los neumáticos blandos fueron un poco más difíciles, especialmente con el tráfico y cuando las temperaturas bajaron, pues era difícil mantener la temperatura. Pero a pesar de todo, en general el coche estaba bien".

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad