Red Bull busca la victoria en Canadá: "Ésta es una de las carreras que nunca hemos ganado"

Horner anticipa que irán al ataque en una pista donde "la potencia es clave"

El equipo Red Bull intentará este fin de semana en Canadá completar su récord de victorias en diferentes trazados, ya que de los 20 circuitos que conforman el calendario 2012, el conjunto de las bebidas energéticas ha vencido en todos salvo en Austin (novedad este año), Hockenheim y Montreal.
Por Dani Pérez Corona
© Red Bull Sebastian Vettel tratará de llegar al primer escalón del podio en Montreal

Sebastian Vettel estuvo a punto de lograr el objetivo el pasado año, cuando tuvo que ceder ante el empuje del McLaren de Jenson Button ya en la última vuelta de la carrera. "Lideré todas las vueltas y parte de la última", recordó con pesar el vigente campeón del mundo.

Por su parte, el jefe del equipo, Christian Horner, señaló en declaraciones al diario La Presse: "Nos encanta venir a Montreal. La ciudad cobra vida; hay siempre un ambiente magnífico. Aunque el circuito no es el más emocionante de la temporada, siempre depara carreras divertidas". A lo que añadió: "Ésta es una de las carreras que Red Bull nunca ha ganado, si bien es cierto que estuvimos muy cerca el año pasado".

La derrota de 2011 fue incluso más amarga para Red Bull si tenemos en cuenta el maratoniano día que se vivió en el circuito Gilles Villeneuve debido a la lluvia torrencial, que retrasó todos los horarios y prolongó excesivamente la bandera roja. "Sería maravillosos volver atrás y enmendar la situación", admitió Horner.

De hecho, una victoria este domingo significaría el retorno definitivo de los actuales campeones del mundo, cuyo reciente éxito en Mónaco implica que Red Bull es el único constructor que ha logrado vencer en más de una ocasión en lo que va de temporada. "Nuestra gente disfruta ganando, pero queremos más. La motivación en Red Bull nunca ha sido tan elevada”, apuntó el británico de 30 años.

"En Montreal, la potencia es clave. Es justo lo contrario a Mónaco. Quién sabe si seremos competitivos, pero iremos al ataque", explicó el jefe del muro de la escudería de Milton Keynes. "Aún somos jóvenes; éste es nuestro octavo coche para nuestra octava temporada en la Fórmula 1 y todavía tenemos hambre. Hay un gran deseo de conseguir más".

El equipo llega a Montreal tras la polémica con el fondo plano del RB8 declarado ilegal esta semana por la FIA, tras las quejas de diversos equipos (Ferrari, McLaren y Mercedes) ante el órgano de gobierno del deporte. "No resulta fácil", reconoció al respecto Horner. "Lo que hacemos es probar mucho más que si estuviéramos en mitad del pelotón".

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad