Pirelli vuelve con la combinación duro-medio para el GP de Italia F1

Hembery pronostica una carrera a dos paradas

Por tercera vez esta temporada, Pirelli proporcionará a los equipos los compuestos medio y duro para el Gran Premio de Italia de este fin de semana. Monza, conocido popularmente como “el templo de la velocidad”, ya que es el circuito más rápido del calendario de F1, es la "casa" de la marca de neumáticos, cuyas oficinas se localizan a media hora en coche del circuito.
Por A.Z.
© Sutton Nuemático Pirelli de compuesto duro
4 Sep 2012 - 07:59

La marca italiana de neumáticos ha escogido de nuevo para el GP de Italia los dos compuestos más duros de la gama de slicks. Al igual que vimos en Bélgica el fin de semana pasado –y en Malasia–, los equipos montarán en Monza el PZero duro (en color plata) y el PZero medio (en color blanco).´El trazado actual, de 5,793 kilómetros, es el resultado de múltiples cambios, pero su reputación de circuito rápido permanece, razón por la que se han escogido los dos compuestos más duros de la gama de slicks: el P Zero plata duro y el P blanco medio; la misma selección de Spa.

Monza es probablemente la carrera más importante del año para nosotros, ya que es la oportunidad de mostrar nuestros neumáticos y nuestra  tecnología especializada en nuestra casa, delante de nuestra gente y de los apasionados fans italianos. Hay una atmósfera realmente especial en esta carrera, que sólo se vive en Italia. Además, Monza es uno de los más exigentes circuitos del año, debido a las altas velocidades y a las elevadas cargas laterales en las cubiertas", explica Paul Hembery, directo de Pirelli Motorsport.  

"Tras Spa, es el segundo circuito del año que más estresa los neumáticos. Llegar a Monza desde Spa por primera vez, supone que los equipos tienen toda la información necesaria sobre los neumáticos duro y medio, y con todo el movimiento existente en estos momentos en el campeonato, parece que éste va a convertirse en el final de temporada más emocionante desde nuestro retorno a la Fórmula Uno. Las temperaturas pueden ser muy altas en Italia, lo que supone una exigencia adicional para los neumáticos, pudiendo desarrollar una carrera a dos paradas". 

En Monza existen tres zonas del circuito especialmente exigentes para los neumáticos: la primera chicane, caracterizada por una fuerte frenada en bajada, las curvas de Ascari, con muchos cambios de dirección bruscos; y la famosa Parabólica, una curva de radio abierto que impone mucho estrés lateral a través de los neumáticos.

Además de los exigentes giros, Monza cuenta con alguna de las rectas más rápidas del año, en la que los monoplazas pueden llegar a alcanzar los 340 km/h, lo que aumenta la temperatura de las cubiertas hasta los 130ºC.

"El pasado año, la estrategia se mostró como uno de los ingredientes claves para lograr el triunfo, cuando las posiciones de podio tan sólo se decidieron en la vuelta final. Con todos los coches apretando al máximo desde el inicio, es difícil que alguien se destaque claramente a menos que se use la estrategia para lograrlo", añade Hembery.

 

  Superblando
Blando
Medio Duro
Australia   Compuesto 2 Compuesto 1  
Malasia     Compuesto 2 Compuesto 1
China   Compuesto 2 Compuesto 1  
Bahréin   Compuesto 2 Compuesto 1  
España   Compuesto 2   Compuesto 1
Mónaco Compuesto 2 Compuesto 1    
Canadá Compuesto 2 Compuesto 1    
Europa   Compuesto 2 Compuesto 1  
Gran Bretaña   Compuesto 2   Compuesto 1
Alemania   Compuesto 2 Compuesto 1  
Hungría   Compuesto 2 Compuesto 1  
Bélgica     Compuesto 2 Compuesto 1
Italia     Compuesto 2 Compuesto 1

 

"Estoy muy emocionado de volver a Monza, no sólo porque me guste este circuito, sino porque este año estoy corriendo para una escudería italiana y, obviamente, mi familia tiene raíces en este país. Tras la carrera en mi tierra natal, ésta es la segunda prueba más importante del año para mí. Además, también es especial por la cantidad de gente de Toro Rosso que viene a vernos desde Faenza. Estoy deseando conocer a todos los que hacen posible ésto entre bambalinas. Debería producirse un bonito ambiente de familia.  Mi primera vez en Monza con la Fórmula 1 fue el pasado año y fue la primera ocasión en la que superé a mi compañero de equipo, que conocía bien el trazado. También he tenido la oportunidad de correr aquí en las World Series del pasado año, disfrutando de una gran competencia con Jean-Eric Vergne, mi actual compañero. Corremos con los compuestos duro y medio de Pirelli, como ya sucedió en Spa, por lo que tenemos información reciente sobre ellos. Esta es una elección lógica si tenemos en cuenta que Monza no es muy duro con los neumáticos, debido a sus largas rectas y a sus curvas de baja exigencia. El hecho de que se corra con un downforce bajo hace que las cubiertas no se vean sometidas a mucho estrés. En lo que se refiere al número de pit stops, debemos esperar", comenta Daniel Ricciardo, piloto de Toro Rosso.

"Monza no tiene comparación: es lo opuesto a Mónaco. Es un gran circuito y uno de los más rápidos del año, lo que lo hace realmente emocionante. Es difícil correr con un downforce bajo, porque no es fácil controlar los coches. Así que se trata de encontrar el equilibrio perfecto entre downforce y control. Debes ser asertivo con las frenadas, pero las rectas y las curvas ofrecen buenas oportunidades de adelantamiento. Es importante cuidar de los neumáticos en términos de tracción, ya que las áreas de tracción generan mucho estrés en las cubiertas y si no consigues salir bien de las curvas hacia las rectas ves como se altera el tiempo por vuelta. Monza no es un circuito muy exigente para los neumáticos, aunque hay uno o dos lugares que generan mucha energía a través de ellos: la Parabólica en particular. Otro punto importante es la chicane: tienes que atacar los pianos para conseguir mejorar tu tiempo. Probamos en Monza el pasado año y los compuestos escogidos para esta carrera funcionaron muy bien en estas condiciones. Estoy seguro de que asistiremos a otra gran carrera", añade Lucas di Grassi, probador de Pirelli.

 

NOTAS TÉCNICAS Y OPCIONES DE NEUMÁTICOS

  • Aunque lo más famoso de Monza son su alta velocidad y sus curvas rápidas, hay algunas zonas de fuerte frenado muy exigentes para los neumáticos: en la primera chicane, por ejemplo, los coches deceleran desde 340 km/h a 80 km/h en tan sólo 150 metros. Con esas bajas velocidades, las cubiertas son las responsables de ofrecer el agarre mecánico necesario para completar el giro. Los monoplazas recorren un 75% de la vuelta a máxima aceleración y un 15% pisando el freno.
  • Con la velocidad más alta de todo el año, los coches corren con el downforce más bajo de toda la temporada, para el que los equipos desarrollan un paquete aerodinámico específico que minimiza el drag. Para optimizarlo, los equipos también corren con una altura muy baja que puede provocar que algunos monoplazas choquen con su parte inferior contra el suelo.
  • En la Parabólica, los pilotos experimentan 3,7G; un efecto que aumenta con los impactos con los pianos que se encuentran en la chicane. Los neumáticos están preparados para estas exigencias ya que, durante las pruebas en laboratorio, se lanzan contra los pianos a 260km/h.
user-login-block.tpl.php
Queremos saber tu opinión
¡Bienvenido! Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.