Berger: "En F1 tenemos que retroceder para que el piloto sea el factor determinante"

Al austríaco no le gusta lo poco que penalizan ahora los errores de conducción

Gerhard Berger se ha mostrado crítico con la actual situación que atraviesa la Fórmula 1. El austríaco estima que el espectáculo que ofrece a día de hoy el Gran Circo es muy inferior al que se podía disfrutar cuando él pilotaba. Berger considera que algunos de los problemas actuales de la categoría reina pasan por la escasa emoción que tienen las carreras, la potencia que ofrecen los nuevos motores híbridos y lo poco que penalizan a los pilotos los errores de conducción.
Por Julio Plasencia
© Sutton - Sergio Pérez

Gerhard Berger piensa que la Fórmula 1 no ofrece actualmente el espectáculo que se podía ver en épocas anteriores y que atraviesa una época algo complicada, como consecuencia del dominio de Mercedes y de que las carreras se han vuelto cada vez más predecibles.

"", comenta la leyenda austríaca del Gran Circo y ex piloto de McLaren y Ferrari a la publicación alemana motorsport-magazin.com, en medio de las pistas de esquí de Kitzbühel. "Tenemos un tiempo algo difícil en la Fórmula 1. Por un lado, hemos visto una Mercedes muy dominadora. Por supuesto, si alguien ha hecho bien los deberes merecen respeto y deben ser recompensados", añade.
 
Pero el austríaco también piensa que esta F1 ha perdido parte de la emoción del pasado. "En mi tiempo", explica el ex piloto de 56 años de edad, "no estaba claro después de la primera curva qué piloto ganaría la carrera. Si todo va normal y Hamilton o Rosberg son primeros después de la primera curva, ya sabes que van a ganar la carrera. En mi época nos quedábamos sin combustible, la caja de cambios se rompía, el motor de alguien fallaba. Nunca se sabía", completa.
 
Y hay otras razones por las que para Berger el espectáculo que ofrece la F1 de hoy es tan pobre. "Los errores de conducción en mi época se castigaban. Te ibas a la barrera o al menos a la grava. Hoy en día, las escapatorias están pavimentadas y si tienes suerte, ni siquiera pierdes posiciones cuando vuelves a la pista", asegura-

Los coches, explica Berger, tampoco son los mismos en la actualidad. "Hemos tenido coches de 1.300 o 1.400 CV sin transmisiones automáticas, sin ayudas electrónicas y sin la aerodinámica que hay hoy. Era como andar
en una bala de cañón. Ahora los coches tienen 850 caballos de potencia, y también se ven coches deportivos en la carretera con esa potencia, cuando no más. También el asunto de la aerodinámica de hoy les hace mucho más estables", comenta Berger.
 
Anteriormente el compañero de equipo del gran Ayrton Senna, Berger dijo que ahora sólo ve MotoGP como un verdadero escenario de héroes del motorsport. "Cuando vemos estas espectaculares carreras con motos de 270CV y 160 kg sabemos que pilotan en una bala de cañón. En F1 tenemos que retroceder para que el piloto sea el factor determinante y sólo tres, cuatro o cinco chicos son capaces de dominarlo", expone.

Tras reconocer el problema, la F1 tiene la intención de modificar drásticamente las reglas para 2017 y 2018, para que los coches sean cinco segundos por vuelta más rápido y cabalguen con motores de más de 1000CV. Helmut Marko, de Red Bull, cree que, por el bien de la F1, algo tiene que cambiar. "La Fórmula 1 es demasiado estéril ahora. El piloto ya no es el protagonista, son los ingenieros los que en el fondo son los responsables ahora", finaliza Marko

comment-wrapper.tpl.php

Publicidad